// estás leyendo...

Research

¡Álo Ministro…!

La batalla mediática tendrá que ir en serio después de los artículos publicados sobre la gestión cultural en los últimos días. Ahora el ministro que dice poner “toda mi energía al servicio de la batalla cultural” decidió que hay que empezar su labor bien tempranito. Desde ya pueden escucharlo en la emisora Alba Ciudad 96.3FM de 7-8.30am todas las mañanas donde suena su “cañón que dispara palabras.”

Del otro lado del campo de batalla están las tropas de la prensa opositora dándole duro. El 5 de marzo TalCual sacó un reportaje algo irónico sobre las 24 nuevas oficinas del despacho de Farruco que se abrirán en todos los estados del país. Ojalá tengan más movimiento que la Red de Arte.

Luego esta semana El Nacional sacó varios artículos en días consecutivos sobre la Fundación de Museos Nacionales y el Ministerio de Cultura. El 21 de abril salió una entrevista con Teresa Zottola, ex-presidenta de la FMN, donde ‘critica la verticalidad’ de la gestión del ministro y alega que fue despedida por su actividad sindicalista y su intención de homologar sueldos dentro de la Fundación. El jueves pasado una protesta por parte de sindicatos del sector cultural salió bajo la lluvia para reclamar la homologación de sus salarios que tienen tiempo buscando. Lograron mojarse y ya. La disputa sigue.

El 22 de abril, sale el primero de dos artículos que critican de frente la Fundación de Museos Nacionales. ‘La política de adquisición de los museos venezolanos es no adquirir’ (Escenas, p3) acusa a ‘la burocracia, la centralización, la falta de presupuesto’ de trancar la adquisición de obras de arte para la colección ahora homologada-compartida de los museos. Como noté en un post a principios de semana, la adquisición se limita a donaciones por parte de artistas que ya no reciben premios en efectivo sino residencias artísticas a países amigos. Mientras los artistas deben crear su arte fuera de un contexto económico y capitalista, se abren por todo el país una red de tiendas donde se promociona la venta de obras de arte. La última de estas – la gran Galería de Caracas en la Avenida Bolivar frente al Metro Bellas Artes – fue inaugurada el 2 de marzo (véan Todos Adentro, marzo 2008, p17).

Siguió la crítica de El Nacional el miércoles con un artículo que alega que ‘En los museos venezolanos es pecado hablar de arte’ (Escenas, p3). Aquí trabajadores dentro de los museos disfrutaron la oportunidad para denunciar de forma anónima la gestión de sus lugares de trabajo donde para ellos faltan exposiciones, y pero todavía que faltan miradas críticas que nutren la curadoría.

Habrá que ver de qué manera la Fundación reacciona a esto. Por ahora se ven algo debilitados en materia periodística. Las páginas web de los museos, cuando existen, probablemente tengan menos visitas que los museos mismos y Arte en diálogo, el nuevo y lujoso revista de la Fundación de Museos Nacionales se limita a reposar encima de una mesa dentro de las oficinas en las vísceras inacesibles del Museo de Arte Contemporáneo.

Ojalá se consiga un espacio de diálogo para hablar de esto… Dejen sus comentarios abajo.

Discussion

No comments for “¡Álo Ministro…!”

Post a comment