// estás leyendo...

Noticias

Artículo sobre Moving Target, exposición de Terry Smith, en El Universal

“Me siento un estudiante”
El artista británico Terry Smith expone desde hoy en Periférico Caracas

imageRotate
La exposición de videos “Moving Target” reúne una serie de trabajos videográficos que realizó entre 1999 y 2011 OSWER DÍAZ
DUBRASKA FALCÓN |  EL UNIVERSAL
domingo 25 de noviembre de 2012  12:00 AM

En 1991 Terry Smith (Londres, 1956) dejó de intentarlo. ¡No podía ser un artista! Él simplemente dejó atrás la ambición. de hacer arte. Se sentía cohibido. “Decidí hacer algo, y no sabía cómo se llamaba. Pero era algo nuevo que intentaba hacer”, confiesa el creador con 30 años trayectoria.

Así, comenzó a hacer “cosas”. Sí, cosas. “Recuerdo que hago cosas y las ubico en algo que se llama arte porque es el ambiente más amigable que conozco”, dice con enorme humildad el hombre que, en 1995, realizó tres tallados en la pared del pasillo que comunicaba lo que entonces era el Museo de Bellas Artes de Caracas con la Galería de Arte Nacional como parte de la exposición Intervenciones en el espacio.

Hoy regresa al país… con sus cosas. Se trata de la muestra Moving Target que reúne una serie de trabajos videográficos, hechos entre 1999 y 2011, que se inaugura hoy de la mano de la Fundación Telefónica en Periférico Caracas, dentro del Centro de Arte Los Galpones en Los Chorros.

En total serán 18 videos que muestran el contrapunteo de la palabra vocalizada, el silencio y la gestualidad. Por ejemplo, en el primer video que se proyecta, Marking Time, se muestra, en una pared, a un grupo de personas jugando póker. En la otra, aparece el rostro de una mujer. De fondo se escucha la voz de un hombre que narra las reglas del juego de cartas, que data del año 1911.

“Lo que me parece interesante de la muestra es que representa una identidad de los temas que me interesan”, asegura el creador. “Por lo general, mi trabajo es diverso. Tanto con los medios que uso: el video, el dibujo o el sonido. Como con la técnica, por ejemplo, en los dibujos que realizo pueden haber abstraccionismo, minimalismo o figuración”.

“La exposición apela al movimiento del espectador”, explica María Elena Ramos, quien junto con Lisa Blackmore fungen como curadoras de la muestra. “Van a ver cuatro imágenes grandes en la pared. Imágenes que, en algunos casos, irán apareciendo simultáneamente. ¡Hará que el espectador se mueva! Además de dos televisores más pequeños con un material más íntimo. Terry trabaja con la idea de la demolición y la deconstrucción. Trabaja con la estética de lo fragmentario, del resto, de lo que queda. Pero a partir de ahí se construye todo un discurso entre lo presente, pasado o futuro”, dice.

Es que razones le sobran para que Terry Smith se considere, además, un “artista desordenado”. Incluso, hasta llega a pensar que para algunas obras necesita ser más inteligente.

“Nunca termino nada. A veces me doy cuenta que para llegar a donde quiero no soy lo suficientemente inteligente. Por ejemplo, con el video Broken Voices (2007) me di cuenta que para terminarlo necesitaba que pasará más tiempo… ¡Necesitaba sentirme mejor ser humano! Lo que me encanta de hacer mi trabajo es que me siento un estudiante. Cuando identifico una brecha o un vacío acudo inmediatamente a un profesor. Pueden que sean profesores muertos como Michelangelo (Miguel Ángel) o Carvallo. O vivos, como Noam Chomsky. En el proceso de producción alguna chispa me recuerda que alguien lo hizo… Ahí comienzo a entender cosas que no sabía antes”, asegura.

Eso hizo con Broken Voices, que expone en Periférico Caracas. El creador quiso reflexionar acerca de la amplia gama de medios de comunicación que necesariamente no contribuyen a que los ciudadanos estén informados. Ese clip aún no lo termina. “Me di cuenta que el tema que quería abarcar es tan grande que no me daba abasto para terminarlo. Pareciera que mientras más dispositivos tenemos para comunicarnos, más estúpidos nos volvemos. La mayoría de estos proyectos continúan cambiándose y desarrollándose”, recuerda.

Ese, aclara Smith, es el problema de realizar una exposición como Moving Target, en la que no sabe cuál versión de la misma narrativa visual utilizar. “Ese mismo gusto por la fragmentación tiene que ver con una crítica hacia lo inacabado”, cuenta Lisa Blackmore. “Construye un discurso con autoridad. Ves la tensión entre la obra fragmentaria que reflexiona y la construcción de sentidos (…). Hay un cuestionamiento de los sentidos. Es un video que contiene distintas maneras en las que unas palabras pueden adquirir sentidos que chocan. Los videos cuestionan las formas culturales de hacer distintas narrativas. Bien sea palabras, tipos de imágenes o formas de editar imágenes en movimiento. Va hacia lo mínimo”.

Esas acciones mínimas, sencillas las plasma, sin titubeos, en el video Let’s stay with these pictures (2005). Terry Smith estaba intentado hacer un retrato de su rostro. Para eso colocó, en su estudio, el televisor detrás de la cámara. Quería ver sus gestos. Esto ocurrió una semana después de que declararán a Londres como la ciudad que albergaría los Juegos Olímpicos de 2012. El mismo día que unas bombas explotaban en el metro de esa ciudad.

“Las calles estaban llenas de policías. Estaba concentrado en el televisor. Veía en vivo lo que ocurría en la calle. Cuando llegué a editar el material me di cuenta de que no era un retrato mío, sino el de alguien siendo testigo de un evento. Me interesaba mostrar a un testigo pasivo. Límite las imágenes a los ojos. Eso tuvo dos consecuencias que no había previsto: primero, parecía que estaba viendo a través de algo, como un voyeur, y segundo, imitaba la burka que utilizan las mujeres musulmanas”, explica Smith, quien confiesa que a lo largo de la historia del videoarte son pocas las cosas que le gustaría volver a ver.

Él mejor sigue con sus cosas.

Fuente: El Universal

Share

Discussion

No comments for “Artículo sobre Moving Target, exposición de Terry Smith, en El Universal”

Post a comment